Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

476. El complejo de castración

La investigación sexual de los niños es una de las características más importantes de la sexualidad infantil. Ella comienza bien temprano en la infancia, antes del tercer año de vida, dice Freud (1916/17), y no arranca de la diferencia sexual, que nada significa para los niños, ya que el niño, por lo menos el niño varón, atribuye a ambos sexos el mismo genital: el masculino. A este período de la vida del niño Freud lo denominó «fase fálica», la cual sería la tercera fase del desarrollo psicosexual del niño, después de la fase oral y la fase sádico anal, y antes de la fase genital.

Durante la fase fálica, entonces, los genitales de ambos sexos no desempeñan ningún papel, sino solo el masculino. "Los genitales femeninos permanecen por largo tiempo ignorados" (Freud, 1940, p. 152), y solo interesa, a niños y niñas, el genital masculino, es decir, el falo, ya que es el que pueden observar claramente. Por lo tanto, niños y niñas parten de la «premisa universal del pe…

Entradas más recientes

475. Las tres respuestas del niño al deseo de la madre

474. «La agitación y el movimiento son propios de la infancia»

473. El derecho a la singularidad

472. El hombre es un animal enfermo

471. ¿De qué depende la estructura clínica de un sujeto?

470. El sujeto es producto de un malentendido.

469. Sobre el diagnóstico de la estructura clínica.

468. ¡No estaba pensando, estaba gozando!

467. Cinco modelos de relaciones de pareja

466. «No hay progreso. Lo que se gana de un lado se pierde del otro»